consejos rentar alojamiento

Estudiantes de intercambio: 5 consejos para rentar alojamiento

Rentar alojamiento es una de las cosas más difíciles e importantes a la que cada estudiante de intercambio se tiene que enfrentar. Encontrar una recámara que te guste, dentro del presupuesto y con compañeros con los que estés cómodo es todo un reto. Imagina todo esto en una ciudad en la que nunca has estado, con prácticamente nada de información y con un idioma con el que no estás totalmente familiarizado.

 Queremos hacerte la vida más fácil para el momento en el que te lances a la aventura de buscar alojamiento, y por ello te dejamos 5 consejos que te aconsejamos tengas en cuenta antes de rentar recámara:

Renta cómodamente desde tu casa

¡Es posible rentar alojamiento sin tener que levantarte del sofá de tu casa! Muchos estudiantes piensan que es mejor rentar una recámara cuando llegan al país de destino y siempre después de haber visto el alojamiento. Aunque es algo que tiene mucho sentido, no siempre funciona.

Lo más probable es que todos los alojamientos “buenos” ya hayan sido rentados. Además, tendrás que reservar habitación en un hostal u hotel para varios días, gastando dinero extra mientras encuentras tiempo para ver alojamientos. Ahorra dinero y tiempo y comienza a vivir tu aventura desde el momento en que aterrices.

Afortunadamente, existen plataformas en internet y compañías especializadas en alojamientos para estudiantes de intercambio que son una opción segura e interesante. Podrás ver opciones online, hacerte una idea de cómo se encuentra el mercado de rentar recámaras y contar con ayuda profesional durante el proceso para que llegues a tu destino con un alojamiento seguro. ¿Suena mejor? De esta forma podrás rentar una recámara a través de plataformas seguras que siempre estarán ahí para ayudarte cuando lo necesites.

rentar alojamiento cómodamente

Cuidado con los fraudes

Esto nos lleva al segundo consejo: ¡ten cuidado con los fraudes! Hay mucha gente que anuncia alojamientos como si fueran suyos, se aprovechan de los estudiantes, les cobran la reserva y luego desaparecen. Para que esto no suceda, asegúrate de buscar siempre alojamiento a través de plataformas especializadas en esto o directamente con inmobiliarias.

De esta forma siempre tendrás una garantía y sabrás quien está detrás de cada alojamiento o, por lo menos, contarás con una compañía que se hará cargo de todo. Además, la mayoría de estas páginas web no le cobran un extra a los estudiantes, haciendo que el proceso sea muy simple y seguro.

Renta por meses

Hay propietarios que rentan sus alojamientos por el periodo de tiempo que el estudiante necesita; esto significa que no tienes por qué rentarlo durante 12 meses si solo lo necesitas 5. Muchos estudiantes tienen que pasar por esto y, si alguien se va del alojamiento antes, tienen que dividir los gastos entre los que queden por los meses restantes o hasta que encuentren un nuevo compañero.

Es importante saber que existen opciones para evitar situaciones así; incluso si planteas mudarte con un grupo de gente, nunca sabes qué puede pasar durante la estancia, así que será mejor que tengas todo bien planeado. ¡Paga solo por lo que necesitas y uses!

Infórmate, checa y compara

Antes de rentar cualquier recámara, asegúrate de haber checado varios alojamientos y haber comparado precios. Aunque los precios pueden variar dependiendo de la ciudad en la que vayas a vivir, el barrio que elijas o las características del alojamiento, siempre hay un límite.

Lo mejor en cualquier caso es que tengas la máxima información posible para que tengas claro en qué puntos te encuentras, qué buscas y qué puedes encontrar. De esta forma te asegurarás de estar pagando algo razonable por tu recámara y que no se están aprovechando de ti.

rentar alojamiento comparar

Cuando cheques alojamientos, asegúrate de contar con toda la información de la recámara y el alojamiento en general. Es muy importante conocer la ubicación exacta, ya que siempre habrás áreas mejores o que te interesen más. Así también podrás ver qué servicios puedes encontrar cerca: supermercados, farmacias, panaderías, restaurantes, hospitales, paradas de bus o metro, etc.

Algo muy importante es que no te guíes solo por el precio. Revisa todo lo que el alojamiento incluye: sala de estar, cocina y muebles de la recámara. Los alojamientos deben estar debidamente equipados, así como las recámaras (escritorio y armario son indispensables).

Los precios también pueden variar dependiendo del tamaño de la habitación, el de la cama o si incluye baño privado o no. Por último, asegúrate de si el precio marcado incluye facturas o no; a veces el precio de un piso puede parecer interesante, pero puede que no incluya todos los gastos, así que ten cuidado y evita futuras sorpresas indeseadas.

Disfruta de la experiencia con compañeros

Compartir alojamiento con otros estudiantes es normalmente una de las experiencias más gratificantes en estos años. Tus compañeros de alojamiento serán tu “nueva familia” durante tu estancia internacional, compartiréis comidas, fiestas, anécdotas, experiencias y muchos momentos increíbles.

Sin embargo, siempre es mejor si puedes tener algo de información sobre con quién vivirás de antemano: género, edad, nacionalidad…, y con cuántos estudiantes vivirás en el alojamiento que te interese. Después de todo, no querrás ser el único estudiante viviendo en un alojamiento de cuatro recámaras.

rentar alojamiento compañeros

Así que ya sabes, ten en cuenta estos consejos a la hora de tener que rentar una recámara para tu estancia internacional. En Beroomers te ayudamos a que este proceso sea realmente sencillo, cómodo y seguro, así que ¿a qué esperas? ¡Encuentra ya tu alojamiento perfecto!

We hope that you enjoyed the post!

If you're looking for accommodation, remember that in Beroomers we are willing to help you in more than 50 destinations worldwide.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *